TE GUSTA EL BLOG? APRETA

TE GUSTA EL BLOG? APRETA .

28 septiembre 2007

La dictadura del habla. Por el Odontólogo Klórpseti

Hoy vino un paciente para atenderse, ya había venido veces anteriores, lo conocía. Era buen tipo. No se quejaba con el torno ni con la anestesia.

Hoy tenia que hacerle un conducto, y eso me daba placer, ya que implicaba 1 hora sin que él pueda hablar y pudiendo yo hablar de lo que se me antoje.

Que buena ventaja. Apenas llegan les enchufamos esa "aspiradora chupa saliva" (algo así como el "enano chupa tierra" del querido Carambula) y ahí cagaron!. Quien puede hablar? yo. Quien no? Ustedes. O sí, pueden, pero parecen gangosos y eso es un alivio para nosotros.

Porque cualquier otro Dr. se tiene que bancar que le digan, que le hablen de cosas que no interesan, pierden tiempo hablando de boludeces. Pero nosotros no. Llegan, hablamos dos o tres palabras, les enchufamos (como mínimo) la aspiradora chupa saliva y a disfrutar del silencio, o del habla, nuestra habla.

Aprovechando que estaba mi asistente, pude mantener una conversación con él, por ejemplo cuando le conté que "Odontología Integral Adultos", la había pasado safando, copiándome. En ese momento mi paciente abrió los ojos, desesperado...pero no pudo hablar.

Tenemos el poder de la palabra, y nos encanta.

Gracias a El Tolo, por otorgarme este espacio.

4 comentarios:

Vecky dijo...

Bueno Odontólogo Klórpseti se podría decir que usted es el típico dentista sádico, no solo por usar el torno, su maquinita "chupa saliva" y todos los demás instrumentos de su consultorio, sino porque ADEMAS goza de sus pacientes cuando ellos están en un estado de indefensión... atacándolos con su habla o su silencio, lo mismo da... en fin... ahora recuerdo lo feo que es ir al dentista... saludos a todos!!

Gimi dijo...

Un buen profesional que se jacte de serlo debe desear al paciente sólo en su calidad de objeto: que no hable, que no ría, que no se queje del dolor, que no tenga problemas personales, que pague.
Pero no sólo eso! Un buen paciente que se jacte de serlo, desea lo mismo del profesional tratante...
La última vez que fui al dentista, no sé por qué el buen hombre recordó mi condición de estudiante de psicología y me contó sus inconvenientes con su hijo adolescente, y pretendía que yo, con la saliva chorreando, dolor de pseudoparto y cara de morirme, le haga un diagnóstico al pobre hijo adolescente de padre ausente, que se la pasa en el consultorio torturando a sus pacientes!. Una imagen bizarra...yo queriendo sufrir mi fucking extracción de muela en silencio (excepto por el ruido tremendo del taladro ese!) y él hablándome de su hijo (no me importa tu hijo!!!)

santic dijo...

yo no se que tipo de sadismo hay que tener para ser odontologo
estas ahi con la boca abierta, te estan cagando a palos y te preguntan 'como estas?' yyy que queres que te diga??? preferiria no estar aca

FlorA dijo...

Un groso el odontólogo... yo me voy a comprar una aspiradora de saliva...
al menos el tipo no pregunta. Yo tenía una odontóloga que me hablaba mucho, no me molestaba... pero me preguntaba cosas...!!! cuanod yo estaba con la boca abierta y toda anestesiada... y lo único que podía decir era "aaahaa", "heeii", "gno ghhe"...
que forra, igual era buena odontóloga...
saludos